English for babies 101: introduce el inglés a tu bebé con estos dos fáciles métodos

Por si no lo sabíais, soy madre full-time y profe de inglés part-time.

Mucha gente asume que le hablo en inglés a mi hija para “que sea bilingue” (nunca podrá ser bilingue pues sus lenguas “maternas” son el castellano y el catalán). También me dicen que ellos apenas saben inglés, y que por eso no lo hacen, o que ya es tarde para empezar (mentira).

Hoy quiero hablar de cómo introducir el inglés en casa de forma efectiva y natural con un bebé o un niño (sí, es posible. Sí, incluso en tu familia).

queen-3084166_1920.jpg

Las bases

No hay un momento exacto para introducir el inglés, ni una teoría que diga cómo y cuándo, así que te voy a proponer mi manera. Freestyle.

Sí que es verdad que el cerebro de los niños absorbe la información a una velocidad pasmosa, y que es como una “esponja”. En reglas generales, cuanto más viejos somos, más nos va a costar aprender un idioma, y por tanto, tendremos más éxito si lo introducimos de pequeños.

La mayor plasticidad del cerebro coincide con el momento en el que el niño empieza a hablar y consolida su idioma, desde el primer hasta quinto año de vida. Por tanto, lo lógico sería introducir los idiomas que queremos que el niño aprenda a esa edad.

Pese a que hay otros linguistas que dicen que para aprender un idioma extranjero el cerebro tiene que tener unas bases de su propia gramática (cómo formar palabras, cómo estructurar frases, vocabulario…), se refieren a cuando los niños aprenden dicho idioma con métodos como extraescolares o en clase de lengua extranjera. Por tanto, te estoy diciendo que pese a que llevarlo a academia definitivamente mejorará su inglés, no va a conseguir el efecto que esperas. 

art-1238602_1920.jpg

¿¡Comorl!?

Muchos padres se quejan de que su hijo ha ido a la academia del barrio desde el año hasta los dieciocho, y su nivel es solo ligeramente superior que el de Paquito, cuyos padres no se han dejado miles de euros a lo largo de la vida escolar de su hijo. Y eso es porque, sencillamente, no basta con el inglés los miércoles por la tarde. Ayuda, pero no basta. Seguramente el inglés de tu hijo, si va a una academia corriente y moliente, no será significativamente mejor.

Bilingue vs nativo

Yo soy totalmente bilingue, pues mi madre me hablaba catalán y mi padre castellano. Pero eso no va a pasar en tu casa, a no ser que tú o tu pareja seais de habla inglesa. Por tanto, desengáñate; tu hijo no va a ser bilingue porque lo apuntes a una clase de baby english un par de horas a la semana. Un niño será bilingue si oye dos idiomas cotidianamente y en gran cantidad, y para que eso pase, uno de vosotros debería renunciar a hablar su lengua materna. Y eso muy poco natural y poco probable que ocurra (yo tengo un nivel de inglés casi nativo y no me sale hacerle pedorretas a mi hija en inglés, esto es así…)

A lo que sí se puede aspirar es a que tu hijo, cuando tenga entre 16-18 años, tenga un nivel de inglés casi nativo. Que pese a que el castellano sea su lengua materna, piense en inglés, sueñe en inglés y haga bromas en inglés. El inglés nunca será como el castellano, pero puede llegar a tener un nivel muy, muy avanzado que lo diferencie de otros niños y que en el futuro lo ayude en el mundo académico y en el mercado laboral.

Para que eso pase, como hemos visto, tiene que oír el inglés de forma cotidiana. Si solamente oye el inglés en extraescolares y en clase dos horas a la semana, su inglés va a verse reducido a ¿4? ¿5? horas a la semana. Eso no lo diferenciará de sus compañeros y saldrá del instituto con un inglés francamente mediocre.

english-2724442_1920.jpg

Entonces, ¿cómo?

Por hoy nos centraremos en el inglés en la primera etapa del crecimiento del niño, cuando empieza a entender, se fija en la boca de los adultos, e incluso dice papá, mamá, sí, no… Pero lo ideal es empezar cuanto antes mejor.

Como ya hemos dicho que es muy probable que no nos salga, no queramos o no tengamos el nivel suficiente para hablar en inglés con nuestro bebé todo el rato, pero como hemos visto, su oído tiene que acostumbrarse a la lengua, no sólo para que “le suene” si no para que se acostumbre a su cadencia, pronunciación y sonidos, adquiera vocabulario recurrente del día a día, las estructuras gramaticales se queden en el cerebro…

Propongo dos maneras de hacerlo:

  1. Designar una o varias actividades “en inglés”

En nuestro caso, la actividad en inglés es la comida. Cuando la niña come, le hablo en inglés. Si cocino y la niña está conmigo, en inglés también. No requiere un vocabulario muy complejo. Estas son algunas de las cosas que implican comer en inglés:

-Vocabulario: de comida, ingredientes, medidas y cantidades, colores de los alimentos…

-Gramática básica: el imperativo (abre la boca, cógelo tú sola…), preguntas (¿te gusta? ¿quieres más? ¿está rico?), sí/no, y otras frases cotidianas (¡Muy bien! ¡La nena se lo ha comido todo! ¡Que te manchas!…)

No tiene porqué ser la comida; puede ser la hora del baño, en el coche, de paseo, al vestirlos… puedes empezar por narrar lo que ves cuando vais en el carrito o en el coche, por ejemplo. Más adelante, la actividad se puede hacer más compleja. En mi caso, la comida pasará por cocinar, ir a la compra…

people-2560321_1920.jpg

2. Incorporar el inglés en el día a día de la familia

Si quieres que tu hijo tenga un buen nivel de inglés, tiene que oírlo (creo que lo he dejado claro).

El inglés tiene que aparecer en su vida sin que se dé cuenta, tiene que “escucharlo” activamente cuando le hables, pero también “oírlo” pasivamente. Eso es muy, MUY importante.

 

Y obviamente el nivel de inglés va a ir complicándose a medida que el niño crezca… así que tu nivel tiene que hacerlo también. Te puedes tomar esto como una oportunidad para mejorar tu inglés (que tiene muchas ventajas para un padre, pues todos los avances en puericultura suelen venir del mundo anglosajón… ¿sabías que Baby Led Weaning significa Destete Guiado por el Bebé?). Empieza por ver la tele en inglés y con subtítulos, ponerle dibujos en inglés (Barrio Sésamo es Sesame Street, y Peppa Pig tiene el mismo acento británico que los periodistas de la BBC y la Reina de Inglaterra… qué nivel, Maribel) y las canciones de cuna/juego típicas inglesas…

child-2916844_1920.jpg

Espero que esta introducción al inglés os haya hecho verlo con otro punto de vista. No soy tampoco una experta neurolinguista, pero sí soy madre y soy profesora de inglés. Por otra parte, creo que lo que he dicho es de sentido común: para aprender una lengua, hace falta oírla y hablarla, y cuanto más mejor.

cropped-logo-definitivo.png

 

Pero a parte de eso, ¿qué piensas del inglés? ¿Nos pasamos los padres con ese tema? A veces sentimos que si nuestro hijo no es Dickens, se va a quedar atrás en los estudios y en el trabajo (sobre todo en el trabajo). Y no me parece justo, la verdad, pero también creo que es lo que hay.

¿Te han parecido útiles los consejos? ¡Déjame un comentario aquí, o en instagram/twitter!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s