La bolsa del hospital… ¡para papás!

Ya hablamos de los esenciales para bebés de 0 a 4 meses, y en este post quiero hablar de varias cosas que va a necesitar (en mi opinión) el padre cuando va al hospital, desde cosas un poco inesperadas como una luz para cambiar al bebé hasta básicos de toda la vida como el móvil o una cámara (en este caso he incluido las cámaras bridge de Panasonic, para sacar fotazas). No voy a mencionar nada del otro mundo, pero sí hay un par de cosas prácticas que quizá a los papás primerizos no se les haya ocurrido.

maleta

Hola futuro papá.

Hola, papá que vuelve a ser papá.

¡Felicidades!

Si es tu primera vez (en lo de ser padre, se entiende), tengo que contarte un secreto que quizá ya sospechas: las cosas en casa van a cambiar. En concreto, la jerarquía de tu casa, que va a quedar más o menos así: 

  1. Bebé
  2. Tu mujer
  3. Mascota, en caso de haberla
  4. Tú, el último mono

Ya te relegaron a un segundo o tercer puesto durante el embarazo (hasta tu madre preguntaba por su nuera, ¡su nuera! antes que por ti), pero con el bebé en casa me temo que nadie va a hacerte mucho caso. Y con un poco de razón, la verdad.

Primero está el peque, que no sabe de qué va la vida y necesita de todo el mundo. Y todo el mundo está encantado de opinar, pero eso ya es otro tema.

Luego está tu mujer, que acaba de expulsar lo que viene a ser un melón pequeño por una parte muy preciada de su cuerpo. El padre, dentro de lo que cabe, está bien, piensa la gente.

Pero el padre está muchas cosas después del parto: feliz, emocionado, impresionado, hambriento y cansado, muy cansado.

booties-2047596_1920.jpg

Y tu mujer va a tener que dar a luz (que no es poco), pero a ti se te encomiendan las funciones de fotógrafo de eventos, difusor de noticias y portero de discoteca: tienes que grabar el parto, notificar a todo el mundo y acordar horarios de visita, procurando que mengano no coincida con fulano, que nadie se quede sin enterarse y que las fotos sean bien bonitas (los recién nacidos no son muy fotogénicos).

Pero lo primero es lo primero. Falta poco para que llegue tu pequeño e indefenso fardo al mundo, y para ir a recibirlo, vas a necesitar lo siguiente:

  1. Lo que tengas que coger el día anterior: cargador de móvil, gafas, cepillo de dientes… Tenlo todo localizado para poder meterlo en la maleta mientras tu pobre señora va dilatando en casa, o mejor aún, ten recambios en la maleta directamente por si os toca un parto de película y hay que salir corriendo. 
  2. Gps: un buen padre se sabe el camino al hospital de memoria, con atajos para sortear el tráfico que pueda presentarse en diferentes horas del día, pero lo mejor será que uses gps por si acaso. Como buen padre millenial usarás Google Maps, así que un buen soporte para móvil te irá de perlas.
  3. Algo para picar y agua: mete una barrita energética, una bolsa con frutos secos o si te ha dado tiempo, un BUEN BOCATA (no demasiado rico para que tu mujer no se muera de envidia). La dilatación puede durar horas y los casos de padres que se marean o se desmayan por no haber comido nada durante todo ese tiempo los hay a mansalva. Verás cosas que impresionarán, y es completamente normal que te dé un vahído glamuroso.
  4. Dinero: tanto si tu hospital te ofrece comida como si no (en el Hospital de Barcelona entraban las comidas de mi marido y comíamos los dos en la habitación), no está de más llevar dinero para comprarte algo si no te toca nada. Lleva monedas pequeñas para máquinas expendedoras y para el parking, si fuera necesario.
  5. Cámara: si así lo habéis acordado, grabarás o harás fotos durante el parto. Obviamente puedes tirar del móvil, pero en un momento tan importante hace gracia tener fotos bonitas y hechas de calidad. Si te va la fotografía, las cámaras Bridge de Panasonic graba en vídeo 4K, tiene la pantallita para hacerte selfies (algo que tu mujer seguramente agradezca en esos momentos), y es compacta y manejable.
  6. Zapatillas: ya estáis en la habitación, has conocido a tu hijo y él y tu mujer están bien. Empiezan a llegar las visitas, pero a ti lo único que te apetece es estar en pijama. Y aunque eso no puede ser (o sí, depende de lo fresco que seas), se te permite llevar zapatillas. Es muy incómodo estar en la habitación con zapatos de calle o con calcetines, y unas zapatillas de andar por casa te harán sentir más cómodo.
  7. Luz: Han venido visitas, has tenido la oportunidad de regañar a tu suegra (una habilidad desbloqueada cuando tienes un hijo). Tu mujer y tu fardito se han dormido; sacas el libro para leer pero HORROR, descubres que en el hospital sólo hay modo oscuridad total o fluorescente cegador.  Con esta luz pequeña, podrás leer y cambiar los interminables pañales de la noche con una luz agradable y nada agresiva como son las de los hospitales.
  8. Carpeta: para guardar la documentación que vas a necesitar para inscribir a tu hijo en el registro y para la baja de maternidad y paternidad. IM-POR-TAN-TÍ-SI-MO.
  9. Algo para tu mujer: después del milagro de la vida, has descubierto que tu mujer tiene más cojones que nadie y que eres muy afortunado de no ser del género al que le toca parir, porque NI DE COÑA. Si le llevas un detalle, demostrarás que la valoras, que piensas en ella y que a pesar de haber visto los horrores que has visto por ahí abajo, la quieres como el primer día.

cropped-logo-definitivo.png

Hasta aquí lo que yo metería en la bolsa del hospital de mi marido ahora, sabiendo lo que sé. No hay nada milagroso, pero espero que haya cosas útiles en las que igual no habíais pensado.

¿Añadiríais algo? ¿Qué echasteis en falta cuando fuisteis al hospital?

Nota: como bien habéis deducido, este post está patrocinado por Panasonic.

2 comentarios en “La bolsa del hospital… ¡para papás!

  1. Mi marido dice y con razón, que si me llega a llevar un regalo, seguramente yo le habría preguntado si se comía. Algo de comer para una recién parida, algo que la guste mucho. En mi casi fue un bocata de cinta de lomo con queso que me salvo de la infame comida hospitalaria del hospital infanta Leonor.
    Y más que una luz, mi señor esposo recomienda unos cascos para el móvil. Y un hacha para impedir las visitas al hospital. Solo padres y hermanos dice el ;p

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s