16 productos imprescindibles (0 – 4 meses)

Nota:ya me gustaría, pero nadie me ha pagado para hablar de todos estos productos. Los menciono porque me fueron muy bien a mí, personalmente.

Hoy quiero hablar de algo que me encanta: comprar. Soy compradora, pero no compradora compulsiva. A mí lo que me gusta es investigar, comparar, leer opiniones sobre diferentes productos e invertir en el producto perfecto, que en la medida de lo posible sea bonito, barato y eficiente. Y como padres primerizos nos enfrentamos a una cantidad inmensa de productos, pero no todos son bonitos, ni baratos, ni eficientes… ni necesarios. Hemos hecho varias compras bastante estúpidas que podréis leer en otro post, pero aquí os traigo las compras que con orgullo puedo decir que son imprescindibles y sin las que nos hubiera costado navegar los primeros meses de la paternidad.

Para el bebé.png

Bodys: nos prestaron muchos, pero los que nos gustaron más fueron los de Kiabi, blancos (para combinar los accesorios con los que vestirás inevitablemente a tu hija como una pepona) y kimono, es decir, que no tengas que pasarle por encima de la cabeza. Porque la paranoia de aplastarles la fontanela es real. En resumen, bodys blancos, suaves, duraderos… y comprad en cantidad, porque entre el sobadillo de las siestas, las manchas de lactancia y las explosiones de pañal, nunca hay suficientes bodys en casa.

cambiador.jpg

Empapadores: algo que no te explican, y no entiendo porqué. Los empapadores son como unas sábanas pequeñas y suaves que se pueden poner en el cambiador para absorber el pis y lo que no es pis cuando se cambia el pañal, y que las explosiones de caca no salpiquen la tela que cubre el cambiador. 

C7AD21C5-48ED-4B9D-83CD-BAE16EE4DFD0.JPG

 

Pelota de pilates: la compramos cuando mi embarazo, y boté un par de veces sobre ella (y mi marido hizo el canelo con ella también) pero sin mucho resultado… se la iba a dar a mi cuñada, que estaba embarazada también en aquél momento (¡ya no! ¡soy tía! ¡AAAAAHH!), hasta que un día la niña no dejaba de llorar (perrera tipo sirena de barco) y se me ocurrió sentarme en la pelota. Di un par de botes y mano de santo. La pelota va genial cuando el bebé quiere brazos y tu espalda empieza a sonar como una hormigonera.

 

Cojín de lactancia: el bebé está en brazos todo el santo día, y mamando todo el santo día 3644FA78-7F86-45F2-A048-C3F6A647B28D.JPGtambién. Para no alargarnos, si está espatarrado en el cojín, descansas los brazos. Y el papi lo puede usar también para que el bebé duerma encima de él. El nuestro era de los cortos, fresco y con la funda lavable (IMPORTANTÍSIMO porque los roales de lactancia manchan tu vida entera). Lo usé durante los dos primeros meses, todos los días y muchas noches. La única pega es que fueron cuarenta eurazos, pero los hay más baratos.

vigilabebes.pngMonitor vigilabebés: los compañeros de trabajo del yayo Javi nos regalaron este de samsung, que va estupendo. Tiene una cámara (que siempre tiene que ir enchufada) y un monitor que puedes llevar colgado del cinturón, como se llevaban antes los móviles. Puedes subir el volumen, hacer zoom, ver en la oscuridad, y tiene modo ahorro de energía por el cual se apaga la pantalla y solo se enciende si detecta sonido.

panales-dodot-sensitive-talla-1-120-uds.jpgPañales dodot sensitive: los recién nacidos gastan unos ochenta pañales al día (o eso es lo que parece), ya que suele haber pipi y caca después de cada toma. Lo útil de estos pañales en particular es que llevan una línea amarilla que se pone azul cuando hay pis, así sabes cuando cambiarles el pañal, porque al principio, sobre todo si hay poco pipi y nunca has cambiado un pañal en tuvida, no sabes cuándo es pis o cuándo es que el pañal simplemente abulta. 

muselinas-aden-anais-jungle-jam-animales.jpgArrullos de muselina: sirven para arrullar (sí, obvio, lo sé), pero también para secar babas, vómitos y demás fluidos del bebé, y también fluidos de la madre, principalmente leche que gotea los primeros días (y lágrimas de las hormonas locas). Fresquitos, suaves, a la lavadora y listos. Cuanto más los laves, más suavitos se quedan. Estos de amazon valen 18€ y vienen 10 arrullos, y de muy buena calidad.

 

 

Pañuelo de porteo: en otro post hablaré sobre el porteo y sus mil maravillas, pero solo decir el pañuelo de porteo me parece uno de los grandes inventos del ser humano, casi empatado con la rueda, la escritura y la epidural. En otro post también quiero hablar de los temidos Brazos, pero mi hija solo se dormía (y duerme) en brazos, y claro, me deja atrapada bajo ella sin poder hacer nada. Era muy reacia a usar el pañuelo porque me parecía complicado de poner, pero cuando se le pilla el truco, puedes peinarte, lavarte los dientes, hacerte un café e incluso lavar los platos (si quieres, si no… tienes excusa). El que usé era de Aldi y le costó a mi madre quince euros, y aunque luego descubrí que era un poco de chichinabo, durante los primeros días me salvó la vida.

 

 

Mochila de porteo: en la misma línea, mi mochila de porteo me salva la vida. Mi hija tiene cuatro meses pero pesa ocho kilos, y dormirla en brazos me estaba pasando factura a mi espalda hasta que descubrí la mochila Caboo DX Go. Pesa 300 gramos y se envuelve sobre sí misma como una pelotilla, es fácil de poner (relativamente) y lo más importante, es ergonómica; tu tocinillo irá felizmente en posición de ranita, con las rodillas por encima del culo y la espalda curvada. En otro post os haré mi review del producto a fondo, porque merece mucho la pena. En Amazon está por 77 euros (las marcas más conocidas rondan los 100-125 y suelen ser un culo). Esta es a partir de los seis meses (o antes si tienes un tonelete de 6 kg+), pero antes usas el pañuelo y listo.

 

Baberos zara: los bebés babean, y sin babis van humedeciendo la ropa, y la ropa mojada en contacto con la piel les hace ronchas y heridas. Necesitan babis, y los mejores son de zara porque los atas por detrás como un chaleco salvavidas y no se les levantan ni pueden quitárselos cuando descubren que sus manos pueden hacer cosas.

Copia de Para el bebé.png

coupon_image_1.jpg
coge tamaño tienda de campaña

Compresas gigantes: yep.

Dulcolaxo: YEP.

Esponjas jabonosas: tienes que lavarte tus zonas valiosas varias veces al día y tienes poco tiempo, así que las esponjas vienen con jabón incorporado que hace espuma en contacto con el agua. Mojas, lavas y a la papelera. No muy ecológico, pero esos días… no estás para reciclajes.

Almohada para el cuello: cuando el bebé se te queda dormido encima en el sofá, aprovechas y te duermes tú también. Esta almohada es de Amazon y cuesta 17€.

Botella de agua: LA LACTANCIA DA SED. Pero a mí me dio como una sed extraña, que si no la satisfacía me entraban ganas de llorar, literalmente. Vas a necesitar una botella que siempre esté a mano, que no sea de plástico (que cruje y despierta al bebé) y que puedas abrir y cerrar con una mano.

Para el bebé (1).png

Higienizador de manos: están hechos con alcohol y matan todo los bichos, y no necesitan agua, así que las visitas pueden lavarse las manos sin ver el estado lamentable en el que se encuentra tu baño.

cropped-logo-definitivo.png

 

¡Y hasta aquí mis imprescindibles para bebés de 0 a 4 meses, mamás y papás! Espero que os hayan gustado y os hayan sido útiles. ¿Qué os han parecido?

Yo ya voy pensando en lo que tengo que meter en la maleta del hospital para cuando venga quien complete LA PAREJITA, así que dejadme vuestros imprescindibles en un comentario, ¡o en instagram/twitter!

 

Susana

Un comentario en “16 productos imprescindibles (0 – 4 meses)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s